Me folle a una gitana rumana mendiga

Hola me llamo Juan, soy de Sevilla en España, estoy casado y tengo 35 años.
Hoy les quiero contar lo me me ocurrió hace unos días con una gitana rumana.

Por mi barrio siempre pasa una gitana rumana buscando chatarra en los contenedores, la verdad es que aparte de lo fea que es y lo sucia que va, tiene un cuerpo que para nada es apetecible, es alta, gorda unos 130 kg pero tiene una enormes tetas caídas.

Pues bien la cosa es que el otro día cuando la vi, aprovechando que con la calor no había nadie por la calle me acerque a ella y le pregunte que si quería ir a mi casa a tomar un vaso de agua ya que hacia mucha calor, a lo que ella me contesto que si.
Camino de casa veo que no lleva sujetador, en ese momento comienzo a ponerme muy excitado y como consecuencia de ello mi polla comienza a crecer. Al llegar a casa deja su carrito de la chatarra en la puerta y la invito a pasar, una vez dentro le digo que tome asiento mientras le traigo el agua fresca.

Read more

 

Vacaciones en el Paraiso 1

Anaís va de vacaciones con su esposo a un crucero de siete días por el Caribe. Allí conoce a Adrián, un marinero que la introduce en un mundo de pasión, placer y sensualidad como nunca lo había tenido en su vida.
La mujer, sorprendida y embelesada por este nuevo descubrimiento, no se priva de nada, y se anima a vivir los más candentes encuentros carnales, llenando así su viaje de emociones y delicia: son unas verdaderas vacaciones en el paraíso.
¿Qué sucederá cuando el esposo de Anaís se dé cuenta de lo que está haciendo su mujer en este viaje de formidable placer? ¿Qué pasará al final del viaje? ¿Logrará Anaís conservar este mundo de goce cuando las vacaciones hayan terminado?

Vacaciones en el Paraiso

1

Read more

 

REENCUENTRO DE NAVIDAD

Erick era el típico chico lindo del colegio, cuando ya estuvimos en secundaria se convirtió en el tipo mas asediado por la mayoría de mis compañeras y también por las otras adolescentes de años superiores, definitivamente se había transformado en un hombre muy guapo, la delicia de cualquier chica, la envidia de todos nosotros. Por aquel entonces, en mis pensamientos no cabía duda de mi sexualidad, era un hombre y como tal me gustaban las mujeres, la cerveza, los partidos de fulbito a la hora del recreo, los autos deportivos y todo lo demás.

Cuando acabamos la secundaria, todos nos disparamos en diferentes direcciones, sin embargo al ingresar a la universidad me encontré con Erick en mi misma facultad, después de todo me emocionó tener a alguien conocido en un lugar tan diferente al acostumbrado, pero nuevamente la popularidad de Erick me dejo de lado, realmente su presencia opacaba a la de los demás. Felizmente (y lo digo sin envidia alguna) no pudo aguantar la carrera escogida y terminó saliéndose de mi Facultad a los dos meses de haber ingresado. A partir de entonces, nuevamente cobré vida y de hecho, mis bonos aumentaron, pues aunque no era tan apuesto como Erick, sí tenia lo mío y “muerto el rey…que viva el nuevo rey!!!!, jajajaja

Pero como son esas cosas del destino, teniendo todas las facilidades para convertirme en el nuevo sex-simbol de la Facultad, me vengo a dar cuenta que en mi algo se tornaba diferente, mis relaciones con ellas solo tendían a ser de amistad, me volví el “mejor amigo de mis amigas” y el mejor consejero, también; pero enamorarme de alguna de ellas estaba aun muy lejos de mis planes. Y así concluyó mi carrera, y así, soltero y sin compromiso como ingresé, terminé.

Fue cuando ya me encontré en el mundo, trabajando por mi sustento que me di cuenta que realmente a mí me gustaban más los hombres, y aunque confundido por el descubrimiento tardío, me propuse encontrar a ese ser que me daría la felicidad, y así anduve hurgando entre la gente, encontrando posibles compañeros, que mas bien resultaron buenos amantes momentáneos, y así los años pasaron.

Read more

 

Una sesion de fotos

Recibí la llamada de mi amigo Andrés. Era un gran amigo de la carrera, de hecho el único amigo con el que tengo una buena amistad. Solemos quedar mucho a cenar e incluso en irnos de vacaciones. Lleva muchos años saliendo con Silvia que está muy bien colocada en una consultoría  y viaja mucho. Me llamó por si podíamos quedar a cenar en su casa que nos tenía que pedir un favor.

Voy a presentarnos y describirnos, aunque de otros relatos lo podéis ver. Natalia tiene 37 años, es morena, mide 1.68 y es la que mejor está, tiene un culo muy bonito unas tetas de muy buen tamaño una 95 C, con unos pezones marrones y medianos  y bien puestos, vamos que todavía no se caen. Y de cara es bastante guapa.

Yo, pues tengo 38 años mi nombre es David. Mido 1.76 cm, 78 kg de peso y tengo un buen cuerpo con espaldas anchas, musculado aunque sin estar muy marcado y fibroso, no me puedo quejar. Hago mucho deporte.

Read more

 

Placer publico..

Vivo en un 5to. Piso, frente a mi departamento esta la terraza del edificio de la otra vereda. No vivo solo, lo hago con mis padres, pero en variadas ocasiones ellos salen durante el día y quedo solo en casa y aprovecho para tomar sol en el balcón, desnudo, para que me observen las vecinas que van a colgar la ropa a la terraza. No recuerdo como comenzó esta excitación por exhibirme, pero en una de las tantas veces estaba tomando sol en la reposera y observe como una sra. de unos 40 años aprox. ingresaba a la terraza a colgar su ropa recién lavada, me abrí de piernas ya con el pene bien erecto y puse mi cara de costado, haciéndome el distraído, pero siempre mirándola de reojo. Ella giró la cabeza hacia mi balcón y me vio, siguió colgando su ropa girando la cabeza cada 10 segundos. Me estaba observando, y mi excitación era descomunal, así que comencé a masturbarme suavemente.

Read more

 

Otra fantasia bi

Como lo habia dicho en otro relato, estoy deseoso de realizar un encuentro bisex, o si es el caso, con otro hombre, y ahora quiero describir como podria ser ese choque.

El hombre debera de tener una buena pistola y un buen culo, no debera ser panzon ni flaco, y debera ser abierto a realizar lo que a continuacion voy a describir: El encuentro se realizara en cualquier lugar que tenga privacidad, ya sea un campo escondido, un motel, una regadera, etc. Debera existir el tiempo necesario y por supuesto las ganas y la confianza asi mismo sera una relacion meramente para satisfacer al cuerpo y no llevar absolutamente nada de sentimientos. Una vez realizado el encuentro, arribamos al lugar acordado ya sea juntos o independientemente, sin dar ninguna imagen de mariconez, no existiran besos y solo habra sexo como se dice aquí en Mexico (de ida y vuelta).

Read more

 

En el ascensor.

Trabajo en un edificio muy alto en un distrito céntrico de la Gran Lima desde hace 2 años. Aunque mi centro de labores se encuentra en el 3er. piso, es muy común que el viejo ascensor te lleve a dar un paseo por los demás pisos. Es así, que comencé a conocer a nuestros vecinos, viendo en dónde tomaban el ascensor. Sin embargo, con todos ellos no pasamos de un simple “Buenos Días”.

Braulio, es un chico muy lindo… como de 1.80, cabello castaño, tez clara y enormes ojos color miel. Recuerdo que la primera vez que nos topamos en el ascensor, sólo nos miramos pero nada más. Siempre coincidíamos en tomar el ascensor juntos o él estaba cuando bajábamos al primero. Nunca nos llegamos a saludar, sin embargo, cada vez que yo bajaba en mi piso decía con voz muy fuerte: “Este chico me tiene loca”.

Read more

 

Conocí y disfruté a la esposa de mi amante (I).

Como sabeis por mi anterior relato (aprendiendo a conducir II, publicado en hetero infidelidad el 13-11-02), aquel chico, Julio, con el que hice trio junto a mi marido, se convirtió en mi amante y mejor amigo. El fin de semana siguiente, nos instalamos los tres en una lujosa suite de hotel y pasamos tres dias de fábula. La potencia y juventud de Julio, junto a mi nuevo despertar sexual y el morbo que todo esto producia en mi marido, hacia que viviesemos una sexualidad fuera de lo comun. Fueron tres dias a tope de sensualidad y sexualidad. A mi marido lo ponia muy cachondo cuando yo le chupaba su polla y Julio acercaba tambien su boca y me ayudaba a chuparsela. Cuando yo la tenia dentro de mi boca, Julio le pasaba su lengua por los huevos hasta el agujerito del ano o, al reves, Julio se metia toda la polla de mi marido en su boca y la masajeaba con su lengua, mientras yo le chupaba los huevos y le pasaba las yemas de mis dedos a mi marido por el ojete de su culo. Esto le producía tanto morbo a mi marido que tardaba poco en ponersele durisima y más de una vez no pudo aguantar y nos regó a los dos con su leche, por boca y cara. Durante los 3 dias que pasamos los tres juntos en aquella suite, aparte de las salidas a las comidas, tomar unas copas en alguna terraza, ir a bailar, etc., a veces mi marido se ausentaba por unas horas y nos dejaba a Julio y a mi solos para que, sin su presencia, pudieramos Julio y yo ser mas espontáneos en nuestros juegos amorosos

Read more

 

EL REPARTIDOR DE PIZZA

Hoy, cuando llegué del trabajo, entré a casa y lo primero que me llamó la atención fue el aroma a pizza.

– Genial, me dije…, mi esposa debe de haberme leído la mente. Bueno…, o era eso, o simplemente ella no tenía ganas de ponerse a cocinar siendo un día tan caluroso…

Me dirigí a la cocina, y ahí la encontré, parada frente a la heladera bebiendo algo fresco, vestida simplemente con un conjunto de ropa interior muy sexy…

Le pregunté que estaba pasando, y simplemente me dijo que había ido al centro comercial, y se había comprado algunas braguitas y un par de sostenes…

-Qué te parecen?, preguntó…

La expresión de mi rostro bastó como toda respuesta, aunque agregué un balbuceante “tremendamente sexies”.

Read more

 

De la fantasía, a la realidad

Todas las entradas publicadas, todos los relatos, son mera fantasía. Amo mucho a mi mujer, y desde que le conté mi fantasía de hacer un trío, pero no con otra chica, sino con otro chico, para darle a ella muchísimo placer, escribí unos cuantos relatos… ella los leyó, y fantaseó con ellos. Algunos le gustaron más, otros menos.

Aparte de fantasear con relatos, también empezamos a jugar en la cama, mediante dildos, poniéndole a ella un antifaz… todo para que imaginara como sería tener dos pollas para ella. Y yo notaba que ella disfrutaba. El estrés, los niños, no aparcaron mi fantasía. Una noche, después de leer un relato, ella me confesó como se imaginaba el trío con otro hombre. Y mi mente empezó a maquinar. Ya no había vuelta atrás. Pero empecemos por el principio.

Mi mujer y yo, matrimonio felizmente casado, estamos en 37 yo y 33 ella. Yo soy alto, fisicamente atlético, media barba. Ella, bajita, con cara de niña, guapísima, pelo castaño con mechas rubias, larga melena, pechos voluminosos sin ser enormes, culito apetecible, piernas bien torneadas (de gym)…

Read more

 

Soy novio del hermano de mi mejor amigo

Hola. Me llamo Daniel y esto que contaré a continuación es reciente. Tengo 19 años, soy moreno, algo delgado y alto. Mi mejor amigo se llama Jonathan, pero no es con él con quien tengo sexo, es con su hermano mayor, José.

Jonathan y yo somos mejores amigos desde hace años, ya que estudiamos juntos desde pequeños, tengo mucha confianza con su madre y su padre, siempre voy a su casa a visitarlo, a hablar o a jugar en la computadora. Él y su hermano (a quien yo no veía mucho porque siempre estaba estudiando o en el gimnasio) compartían habitación, y la computadora en la que siempre jugábamos estaba allí.

Desde un tiempo para acá, su hermano ha estado más desocupado y siempre que yo iba para su casa lo veía, era alto, de piel blanca, inteligente, cuerpo atlético que me vuelve loco y unas nalgas duras, una vez lo vi sin camisa y casi me desmayo. Ahorita José tiene 21 años.

Read more

 

La piscina, y la vecina

Siempre me he considerado un hombre caliente. Me encanta el sexo con mi mujer, jamás le he sido infiel, porque la amo muchísimo, pero además porque en el plano sexual me da una satisfacción tremenda.

No se si lo que acaba de ocurrir, podría considerarse infidelidad. Espero que no. Pero juzguen ustedes mismos…

Me levanté temprano, para llevar a los niños a una granja escuela donde van en verano. Mi mujer estaba trabajando en el turno de mañana. De regreso a casa, tenía la casa para mi, cosa que no ocurre muy a menudo. Decidí desayunar, salir a correr, hacer unas abdominales y darme un bañito (tenemos piscina comunitaria). Entre pitos y flautas, pasó una hora y media hasta que bajé, sudado y cansado del ejercicio, a la piscina. Para mi deleite, no había nadie. Estuve nadando un rato, haciendo estiramientos en el agua. Al salir, me relajé en el césped a tomar el sol. Me tumbé en una toalla, con las gafas de sol y el bañador. Fisicamente, soy de complexión atlética, me cuido, y aunque estoy llegando a los cuarenta, me considero bastante atractivo.

Tras un rato tumbado, me había quedado medio soñoliento, escuché ruido en el agua. Supuse que había bajado alguien, pero no me había dado ni cuenta. Reparé en que, debido al relax del solecito en mi piel, y a saber qué habría soñado, tenia la polla medio morcillona debajo del bañador. El bañador es de pantalon, no pegado al cuerpo, pero si que es cortito de pierna. Instintivamente, me llevé la mano al paquete, más que nada, con miedo a que se me notara demasiado, y quién hubiese bajado se hubiese percatado del “asunto”… pero no, estaba todo “tapado”. Giré la cabeza, para ver si veía quien era… y vi la cabeza de una chica que no conocía. ¿Sería nueva en la comunidad?. Estaba metida en el agua, no podía verle bien la cara pero no me sonaba.

Read more

 

EL CLUB

La puerta se cerraba, y fuera, quedaban cualquier tipo de consideración y de prejuicios. Allí dentro las reglas eran otras. El complicado protocolo y las estrictas regulaciones para lograr ser admitido solían olvidarse cuando el mundo conocido quedaba atrás, y sólo quedaba el sitio secretamente conocido como El Club.

René miró con evidente curiosidad el iluminado salón de banquetes. Solo, buscó su nombre en alguna de las tarjetitas blancas que a lo largo de la mesa indicaban el lugar de cada invitado. Podría preguntar a cualquiera de los varios meseros que corrían con copas y ceniceros, pero aún se sentía cohibido ante la clara muestra de lujo y poder. Prefirió continuar por su cuenta. Los nombres en las tarjetas no dejaban de sorprenderlo. Allí estaban los nombres de varios personajes bastante conocidos en el mundo que había quedado fuera de la enorme puerta del Club. La voz de un hombre a sus espaldas le hizo voltear.

– Es tu primera vez en El Club? – le cuestionó. René asintió extendiendo la mano.

Read more

 

Las amigas de mi hermana

Hetero, polvazo, relato del día. Un joven encuentra una oportunidad de oro para follarse a dos amigas de su hermana que habían inspirado numerosos momentos de placer solitario.

Somos una familia normal, de lo que últimamente está muy de moda decir “clase media-alta”. Yo soy el mayor de tres hermanos. La de en medio es mi hermana Clara, y el pequeño es un “goma rota”, ya que nació cuando yo tenía 12 años y Clara 10.

Vivimos en una capital de provincia, que aunque no sale mucho en los telediarios, es muy acogedora y tenemos de todo. Nuestra casa, aunque un poco a las afueras, está fenomenal: jardín privado, piscina común y cancha de tenis, por lo que generalmente es el centro de las reuniones de amigos, tanto míos como de las amigas de Clara. Ella, al igual que yo es muy fiel a sus amigas, y prácticamente conserva las mismas del colegio, aunque ahora ya está en la universidad. Por eso yo las conozco “de toda la vida”, y tenemos muchísima confianza. En más de una ocasión me han contado sus líos con sus novios, y me han pedido consejo. Además, yo sé que más de una ha estado enamorada de mí, esos amores de quince años, y yo con mis casi 18 años sólo las veía como niñitas, como las amigas de mi hermana pequeña…

Pero claro, el tiempo pasa inexorable, y ya están en los 23, con lo que hace unos cuantos años sus visitas se han convertido más en un tonteo que en una merendola de pubertas.

Read more

 

El Tanga (I)

Gay, primera vez. Un joven que asiste regularmente a un gimnasio se siente atraído por uno de sus compañeros de ejercicios. Se pretende quitar la calentura yendo de putas pero termina siendo dervirgado por el culo por un enorme negro.

Tengo 23 años, siempre he tenido muy claro que me gustan las chicas, he sido muy activo, tengo un cuerpo bien formado en el gimnasio y nunca he tenido problemas para ligar.

Read more

 

Trabajo universitario

Lesb, trío. Tres muchachas, compañeras de clase en la universidad, se reúnen en una casa de la playa para hacer un trabajo. Una vez terminado dedican su atención y energía a gozar del sexo.

Hola a todos. Me llamo Alejandra y soy una asidua lectora de Marqueze y hoy me he decidido a escribirles una de mis experiencias.

Read more

 

ASÍ FUE MI PRIMERA VEZ

Gay. Un joven está confundido con su sexualidad y el profesor le ayuda en todo lo que está en su mano

Debo decir que tengo 30 años. Siempre me gustaron (y me siguen gustando)

las mujeres, con las que tengo bastante éxito. No diré que soy un casanova,

pero sexo no me falta. Y hablando de esto, una de las cosas que más me

gustan del sexo es comerme un buen coño, y si es virgen, tanto mejor. Porque

un coño virgen es como más sabroso, más sano, su flujo es más natural. Y

además si es virgen, seguramente seré el primero en saborearlo y provocar

sensaciones únicas en esa chavala, y eso no tiene precio; y la otra es que

me hagan una buena mamada, y si la muchacha está de acuerdo, correrme en su

boquita. Y gracias a dios no me faltan virgencitas en la universidad donde doy

clases.

Pero bueno, a lo que iba: siempre me preguntaba, como puede ser que las

chicas se vuelvan locas por un buen nabo, que se deleiten chupando una polla

e incluso saboreen con fruición los chorros de semen que les tiramos en la

boca o incluso les guste lamer la tranca hasta dejarla limpita después de

echarles un polvazo. Y se me ocurrió que debería probar para que la próxima

vez que me lo hicieran supiera que pasaba por la cabeza de esa afortunada

mujercita (y por sus labios).

Y esta idea rondaba por mi cabeza hacía un par de meses.

Read more

 

LAS ARRECHURAS DE MARINA.

Vivo en Santa Cruz de la Sierra, soy casada hace muchos años, ya tengo mis hijos universitarios, todo lo que me paso fue hace muchos años, desde cuando tenia 26 hasta hace una semana, aventuras con mucho sexo, voy a contarles la primera.

Llevo 25 años casada, soy rubia, aunque permanentemente me tiño de otros colores según la ocasión, 1,60 m en mis épocas juveniles mis medidas eran 89 – 58 – 88 sin embargo después de mucho bregar estoy logrando mantener una cintura de 65. Una colita de muchos piropos, aunque el camba (oriundo de Santa Cruz de la Sierra) es muy atrevido, pero a mi culito le han dicho muchas cosas sugestivas y directas, como he sido jugadora de Voleyball mi culito y mis piernas se formaron bien y las mantengo en buena forma. Normalmente hice ejercicios para la cintura.

Mis tetas son de ese tamaño que entra bien en una mano mas o menos grande, les encanta a los hombres, en años pasados eran muy erguidas, hoy, a pesar del uso intensivo, se sostienen vanidosas frente a la vida y son mi mejores conquistadoras. Mi marido dice que mi sapo es grande, labios gruesos pero con una clica escondida que cuando sale a la acción me vuelve loca, si así escondida recibo placeres inmensos, cuando ella sale o l a saben succionar adecuadamente me pierdo en el espacio infinito de orgasmos sucesivos.

Read more